Cra 19 A # 82 -85 Consultorio 311

Dra. María Constanza Latorre
Médico Internista - Reumatólogo

12 de octubre de 2022: Día mundial de la Artritis

Este año cumplimos 26 años desde el inicio de la Conmemoración del Día Mundial de la Artritis. En este periodo de tiempo hemos visto como se ha aumentado la detección de los pacientes con cada una de las diferentes Artritis (Artritis Reumatoide, Espondiloartritis, Artritis asociada a psoriasis, Artritis Reactiva. Artritis Juvenil, etc.) desde las fases iniciales de la enfermedad, en parte debido a que las personas consultan más frecuentemente y la atención tiende a ser más eficiente gracias al mayor conocimiento de los profesionales de la salud de los niveles de atención básica relacionado con estas patologías.

Actualmente, se han descrito diferentes etapas de la Artritis, dentro de los cuales se reconoce el periodo previo al inicio de los síntomas clásicos de la artritis como el dolor e inflamación de las articulaciones, esta fase se conoce como Pre-Artritis, por lo que en la historia del paciente es importante indagar acerca de los antecedentes familiares, enfermedades previas como la psoriasis; ya que existen factores genéticos que pueden aumentar el riesgo de desarrollar la enfermedad, así como factores ambientales que también incrementan el riesgo de tener Artritis, tales como obesidad, tabaquismo, infecciones, entre otros, los cuales se busca evitar o modificar en caso que existan.

En la siguiente fase de la enfermedad se altera la respuesta inmune, tanto las células inmunológicas como los anticuerpos, inician el proceso por el cual se modifica esta respuesta, dando lugar a la inflamación y en consecuencia a los síntomas de la enfermedad. Este periodo puede aparecer en tiempos variables desde la fase pre-clínica, algunas veces puede tardar varios años.

La última etapa es la Artritis clínicamente evidente, donde se puede presentar dolor e inflamación de las articulaciones, sensación de rigidez en las mañanas, fatiga, limitación para los movimientos de las articulaciones, y también otros síntomas como los nódulos en la piel, compromiso de pulmón, corazón, riñón, ocular, etc.

En el manejo de la Artritis, se tienen en cuenta los tratamientos no farmacológicos y farmacológicos. En el primer grupo se incluye terapia física y ocupacional, de gran utilidad en todas las etapas de la enfermedad, así como los aspectos nutricionales y psicológicos. Los tratamientos farmacológicos tienen como objetivo controlar dolor e inflamación y disminuir la progresión de la enfermedad. Este grupo de fármacos se denominan modificadores de la enfermedad, son de varias clases y diferentes vías de administración: oral, intravenoso o subcutáneo.

Esta amplia gama de medicamentos lleva a que la decisión del tratamiento se tome de común acuerdo entre el médico y el paciente, según sus condiciones individuales y sus preferencias, seleccionando así el o los medicamentos más apropiados. No hay dos personas iguales y por esto los tratamientos varían de un paciente a otro, además cada tipo de Artritis puede requerir un enfoque de tratamiento diferente.

El inicio del tratamiento en las primeras etapas de la enfermedad, administrado en forma oportuna y continua con seguimiento permanente, permite obtener los mejores resultados: ¡¡Recuperar la salud y el bienestar total!!

Últimas Noticias

Día Mundial del Lupus Eritematoso Sistémico (LES)

May 10, 2024

Día Mundial del Lupus Eritematoso Sistémico (LES)

El diagnóstico temprano del Lupus Eritematoso Sistémico es fundamental para definir un tratamiento adecuado y así lograr una mejor calidad de vida

Seguir Leyendo >
Octubre: Mes de las Enfermedades Reumáticas

Oct 12, 2023

Octubre: Mes de las Enfermedades Reumáticas

Las enfermedades reumáticas afectan varios sistemas, la detección temprana y un tratamiento adecuado y oportuno son fundamentales para una mejor calidad de vida

Seguir Leyendo >
Síndrome de Sjögren (Síndrome seco): Más allá de la sequedad

Jul 25, 2023

Síndrome de Sjögren (Síndrome seco): Más allá de la sequedad

El Síndrome de Sjögren presenta síntomas comunes con otras patologías, para su diagnóstico es necesario tener la historia clínica y exámenes complementarios

Seguir Leyendo >